Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo Biosphere Reserve food plan

La creación de una Marca de productos de la Reserva de Biosfera

Uno de los principales atributos con capacidad de otorgar calidad diferenciada a un producto agroalimentario es su relación con el territorio donde tiene lugar la producción.

Una de las vías dirigidas a garantizar el origen y la calidad de un producto son las marcas de origen, que son un instrumento de enorme validez para identificar y poner en valor las especificidades territoriales.

La creación de esta Marca es uno de los pilares fundamentales del Plan Alimentario y supone un gran esfuerzo técnico ponerla en marcha.

Ecocomedores escolares

Una de las acciones que es necesario destacar son los Ecocomedores escolares. Esta iniciativa hace llegar los productos ecológicos directamente a los comedores escolares que ahora disponen de menús ecológicos. En el curso  2017-2018 son unos  2.300 alumnos en 14 centros escolares.

Banco de tierras

Esta herramienta desarrollada por la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo tiene como objetivo la dinamización de tierras agrarias sin uso o abandonadas. Es muy importante poner en contacto a los propietarios de los terrenos con los emprendedores para conseguir que el Plan Alimentario tenga éxito.

El Plan Alimentario de la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo es una buena herramienta para la creación de empleo local, el fomento de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático.

El Plan Alimentario se construye con todos los agentes pertenecientes al sistema alimentario, a partir del trabajo de la Comisión técnica y las Mesas temáticas desde noviembre de 2014 a julio de 2015, con una visión y unos objetivos consensuados y compartidos por todos; con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la transición ecológica del Gobierno de España y del Programa LEADER de la Comisión Europea.

Cinco acciones prioritarias: Producción, consumo, gobernanza, concienciación e innovación.

  • Acción prioritaria 1.- Fomento de la producción y transformación agroecológica
  • Acción prioritaria 2.- Fomento del consumo de alimentos locales
  • Acción prioritaria 3.- Mejorar en la gobernanza del sistema alimentario local
  • Acción prioritaria 4.- Concienciación de la sociedad sobre los beneficios de los sistemas alimentarios locales
  • Acción prioritaria 5.- Reforzar la innovación en el sistema alimentario local

Esta estrategia pretende estimular la producción, transformación y consumo de productos locales, apoyándose en la comercialización de productos en circuitos cortos y en una marca de calidad propia. De este modo el  Plan Alimentario está recuperando los terrenos con vocación agraria

El plan apoya también otras líneas de trabajo que deben seguir las Reserva de Biosfera como son el emprendimiento verde, la movilidad de tierras, la producción ecológica, la recuperación de variedades autóctonas, la lucha frente al cambio climático, la conservación del paisaje o el consumo responsable y sostenible.

La Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo cuenta con una población de aproximadamente 190.000 habitantes. Esta Reserva rodea a la ciudad de A Coruña que tiene 250.000 habitantes. Por lo tanto, la población total a tener en cuenta para la comercialización de los productos locales se acerca al medio millón de habitantes lo que es una gran oportunidad para los productores locales.

Este gran mercado favorece el emprendimiento verde que necesita de programas específicos de movilidad de tierras que facilite el acceso a los terrenos de las personas que hayan podido acceder a los programas de formación.

Este plan no solo debe hacer frente a la escasa movilización de tierras también se enfrenta a los problemas de encontrar semillas ecológicas de plantas locales y la gran dificultad de encontrar financiación para poner proyectos en marcha.

Además, el plan ha contribuido a promocionar la agricultura ecológica como oportunidad de empleo entre la juventud. También se han desarrollado herramientas para que las personas que quieran incorporarse a la actividad agraria y no tengan tierras que puedan acceder a ellas. Finalmente, se estimula el consumo de productos ecológicos en las escuelas infantiles, el empleo de variedades autóctonas y la biodiversidad agraria.