COP25: Cambiar las mentalidades, no el clima. Sitios designados por la UNESCO, educación y juventud para una mayor ambición

El día 9 diciembre de 2019, la sala Mare Nostrum de la Zona Verde de la Cumbre del Clima en Madrid acogió la presentación de la Red de Acción Climática Juvenil de la UNESCO YoU-CAN. Además, la UNESCO y sus socios facilitaron una discusión entre expertos y con el público sobre cómo la educación puede ser una parte más central de la respuesta internacional al cambio climático y cómo estos sitios pueden reforzar la acción de los jóvenes.

Los icónicos sitios designados por la UNESCO – Reservas de Biosfera, sitios del Patrimonio Mundial y Geoparques Globales – proporcionan plataformas útiles para aplicar y probar el monitoreo del clima, la mitigación y la adaptación, y ser sitios de aprendizaje sobre buenas prácticas en la educación sobre el cambio climático tanto en la educación formal, no formal e informal.
A través de estos sitios y al importante trabajo que realiza la UNESCO en temas de educación a nivel mundial, se apoya la acción climática dirigida por y para que los jóvenes alcancen su máximo potencial e impacto aprovechando la acción climática existente relacionada con la juventud.

YoU-CAN

El evento comenzó por el lanzamiento de la red. El lema elegido es «Cambiar las mentalidades, no el clima», la UNESCO lanza la red de acción Youth UNESCO Climate Action Network (YoU-CAN), una forma de «hacer a los jóvenes aún más poderosos en el futuro y crear lazos entre todas las instituciones dedicadas a la educación y la acción climática juvenil».
En este primer bloque intervino Peter Dogse, presidente de la Plataforma Intersectorial sobre Cambio Climático de la ONU, en un acto que ha contado con dos paneles de expertos sobre la relación entre la juventud, su educación y el futuro ambiental.

En el primero de ellos, «Educación para la acción climática», han participado Pierre Lane, representante de la Oficina para el Cambio Climático, de Francia, y Amara Godia, miembro del movimiento «De-Carbonize» y estudiante en Kenia.

Para Lane, el principal reto de la educación climática se basa en «dar las herramientas necesarias para entender la ciencia básica detrás del diagnóstico de la crisis climática», sobre todo en el caso de los profesores, a los que hay que ayudar a «enseñar la complejidad» con seminarios y entrenamientos específicos en la materia.

«Si los jóvenes tienen la oportunidad de formar parte de proyectos climáticos, van a tener el conocimiento y las herramientas necesarias para poder dar soluciones», ha afirmado la keniata sobre la capacidad de los jóvenes.
A su juicio, «no podemos rendirnos fácilmente en lo referente a nuestras peticiones, tenemos que ser suficientemente fuertes y reclamarlas las veces que haga falta».

Jóvenes del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB)

En el segundo panel, «Jóvenes del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB)», han tomado parte políticos y jóvenes implicados con este programa científico intergubernamental para hablar de las estrategias para mejorar las relaciones entre personas y medioambiente.

La Directora General de Patrimonio Natural de Galicia, Belén Do Campo, cree que los jóvenes «son los que deben indicar cómo cuidar el que será su futuro patrimonio, así que deben decidir y asumir las responsabilidades de su tiempo».

Lo mismo cree Pamela Castillo, viceministra de Ambiente y Recursos Naturales de Costa Rica, quien ha asegurado que las generaciones mayores tienen «la responsabilidad de que la juventud no tenga que emigrar» creando empleos verdes.

A ello se dedica Anna Victoria de Magallanes, parte del MAB Joven en Portugal y Coordinadora de Jóvenes EuroMaB que destaca la capacidad de las nuevas generaciones de «compartir los mensajes de formas distintas como las redes sociales» y crear así conexiones con jóvenes de otros países, como con Rodrigo López Piquín, su homólogo en España y Coordinador de Jóvenes IberoMaB.

«Hay que aprender a seleccionar a personas jóvenes con capacidad de decisión climática porque queremos entrar dentro de ese proceso de toma de decisiones», ha afirmado con determinación López, que participó en la organización del I Foro de Jóvenes de la Red Española de Reservas de Biosfera.

De izquierda a derecha: Miguel Clüsener-Godt, Cristina Carrión, Belén do Campo y jóvenes de la Red Española de Reservas de Biosfera al finalizar el evento.
La sala Mare Nostrum de la Zona Verde de la COP25 en un momento del evento.