Reserva de la Biosfera de las Mariñas Coruñesas y Terras do Mandeo

La Reserva de Biosfera “Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo” se localiza en el ámbito del litoral cántabro atlántico de Galicia, en el Noroeste de la Península Ibérica, en España. La declaración es de fecha 28 de mayo de 2013.

Dos grandes cuencas hidrográficas componen este territorio. Aquí podemos encontrar desde paisajes de huerta hasta paisajes de montaña. Sus habitantes han preservado sus valores culturales y etnográficos en armonía con la conservación del medio natural.

La Reserva incluye la totalidad de 17 municipios y 190.000 habitantes. Tiene una superficie de 116.724,3 ha (6.508,5 ha zona núcleo, 22.118,6 ha zona tampón, y 88.097,2 ha zona transición).

Las dos cuencas principales son las del Mandeo (482 Km2) y Mero (376 Km2), que presentan un relieve suave y están prácticamente integradas en los límites del territorio de la Reserva, suponiendo algo más del 75% de superficie de la misma.

En el Litoral Cántabro-Atlántico, y en esta Reserva de Biosfera, existe unas singularidades en la costa llamada Rías. Las Rías son son profundos entrantes en la costa, generados por las inundaciones de relieves en un valle fluvial, tienen una gran biodiversidad.

El proyecto más importante para la Reserva de Biosfera es el Plan Alimentario porque está siendo una buena herramienta para la creación de empleo local, el fomento de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático.

Esta Reserva de la Biosfera tiene un equipo técnico que dedica un gran esfuerzo en asesorar a emprendedores. Realizan labores de formación, pero también de búsqueda de financiación y de oportunidades para los jóvenes. Esta labor es la que más valoro de mi Reserva de Biosfera.

Oportunidades que ofrece la Reserva de Biosfera:

  • Dar prestigio al territorio, a sus empresas y sus productos.
  • Recuperación de las actividades económicas tradicionales.
  • Promocionar las producciones agroalimentarias locales, la comercialización de proximidad y creación de marcas de calidad.
  • Incentivar y fortalecer las iniciativas ligadas al turismo sostenible.
  • Generar oportunidades de formación, financiación y autoempleo.
  • Conseguir apoyo internacional, estatal y regional para iniciativas y proyectos ligados al desarrollo sostenible y a la conservación ambiental.
  • Mejorar la conservación ambiental y la información sobre los recursos naturales.
  • Impulsar a las estrategias de Responsabilidad Social Empresarial.
  • Luchar contra el cambio climático, fomentar el ahorro y la eficiencia energética.
  • Apoyo a los procesos de Custodia del Territorio y mejora paisajística.

Paisajes litorales y de montaña

En la Reserva se pueden encontrar paisajes litorales como acantilados, islas, llanuras litorales, playas, dunas, estuarios, marismas o lagunas.

Por otro lado en la zona de montaña nacen y se encajan los principales ríos. Esto hace que haya muchos ecosistemas y poblaciones de especies de interés para la conservación, en especial “bosques de ribera”.

Flora y fauna de la Reserva

La variedad de paisajes permite un gran número de especies, en muchos casos especialmente amenazadas y endemismos de gran singularidad. Destacan los helechos paleotropicales, considerados auténticos fósiles vivientes, llanuras encharcadas, estanques y lagunas temporales o permanentes.

Son importantes también los robledales Quercus robur y Quercus pyrenaica. Estos bosques tienen una estructura y funcionalidad próxima a la naturalidad son conocidos en Galicia como fragas.

Patrimonio Cultural y Paisaje

Los elementos más antiguos encontrados en la Reserva de Biosfera “Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo” provienen de culturas megalíticas y castreñas, y están representados por túmulos, dólmenes, petroglifos, arte rupestre y castros.

Este territorio esta atravesado porel Camino de Santiago, por las rutas del Camino Inglés y del Camino Norte. Esto son el eje de un patrimonio histórico y cultural de gran interés. Además existe una importante vía romana de comunicación entre importantes ciudades denominada Vía Romana XX o Per Loca Marítima.

El patrimonio arquitectónico religioso de la Reserva de Biosfera se compone numerosas iglesias y capillas

En cuanto a la arquitectura civil, los Pazos y sus jardines asociados tienen una importante representación en el ámbito de la Reserva.

Socioeconomía de la Reserva

Los municipios con mayor densidad están en la zona costera de la Reserva y conforman el área inmediata a la ciudad de A Coruña.

Es un territorio socioeconómicamente dinámico, pero en las zonas de interior existen prácticas agrícolas, ganaderas y producciones forestales.

Se conservan cultivos ancestrales como la vid. El vino de esta zona está viviendo un proceso de recuperación de castas autóctonas y de modernización.

La cercanía al mar lleva asociada una amplia variedad de productos, tanto de capturas pesqueras como marisqueras.

Contribución de la Reserva al desarrollo sostenible

Esta Reserva de Biosfera es la más poblada de España. El dinamismo socioeconómico del territorio y su proximidad a la ciudad de A Coruña condicionan la estrategia de desarrollo de esta Reserva, incorporando el fomento del espíritu emprendedor, ligado a la “Economía y Empleo verde”.

La Reserva de Biosfera promueve el compromiso de las instituciones, sociedad y empresas con el uso eficiente y sostenible de los recursos, la lucha contra el cambio climático, las economías de proximidad, el crecimiento inteligente, integrador y la cohesión social.

El trabajo en red con los agentes del territorio, la investigación e innovación o la existencia de un programa de ayudas de desarrollo rural (Programa LEADER) son clave para la puesta en marcha de nuevos proyectos emprendedores y la creación de empleo.

La Reserva trabaja en la identificación de oportunidades de “Empleo verde”, así como en la formación, apoyo y seguimiento de emprendedores y sus proyectos.

Uso público y turismo

La Reserva ofrece un amplio abanico de posibilidades turísticas, por ejemplo, el senderismo o el turismo ornitológico. Aquí existen buenas instalaciones para hospedarse y una gastronomía local comprometida con los productores locales.

Además, existen multitud de fiestas, exaltaciones y degustaciones gastronómicas que complementan la oferta turística de la Reserva.